La población de Rumanía alcanza los 21 848 000 habitantes (2006) y está decreciendo a un ritmo del 0,12 % anual. La mayoría de la población pertenece a la etnia rumana (88,9 %), seguida por una importante colectividad de húngaros (6,6 %), concentrados sobre todo en la región de Transilvania; y de ucranianos, rusos, alemanes, turcos, búlgaros, italianos y serbios, junto con otras minorías, constituyen el resto de la población.​ Los habitantes se concentran en las llanuras, donde están los centros industriales y se desarrolla la agricultura a gran escala.

El 55,2 % de los rumanos vive en las ciudades, lo que representa una de las proporciones más bajas de Europa, sólo superada por algunos de sus vecinos balcánicos y Moldavia. Las principales ciudades del país son Bucarest, la capital, con dos millones de habitantes, Iași, Brașov, Cluj-Napoca, Timișoara, Craiova, Constanza, Galați y Deva, todas ellas con una población de entre 280 000 y 330 000 habitantes.

Rumanía es un estado sin religión oficial, aunque más del 89 % de la población se adscribe a la Iglesia ortodoxa rumana. También hay cantidades significativas de católicos, protestantes, grupos pentecostales y musulmanes.

El rumano es el idioma oficial del país. Le siguen en importancia el húngaro y el romaní (que no tiene nada que ver con el rumano, sino con los romis), hablados por las poblaciones de esas etnias. El ucraniano es hablado en áreas de Maramures, Bucovina, Dobrucha y Banat. El inglés es el primer idioma extranjero que se estudia en la mayoría de las escuelas rumanas, y actualmente hay un aumento de préstamos del inglés en el vocabulario rumano. El francés es hablado por un significativo número de personas (unos cinco millones), y Rumanía es miembro de la Francofonía. También el español es hablado por un número reseñable de la población y el número está creciendo.

 

Fuente: Wikipedia